Skip to Content

¿Irán los Rolling Stones a Cuba?, Luis Cino

 

En la prensa norteamericana acaban de enterarse de que los cubanos no solo son bailadores de salsa y reguetón, sino que también hay rockeros, muchos, y que ya no los persiguen, si es que están enterados de que alguna vez, hace varias décadas, los perseguían, acusados de diversionismo ideológico.    

 Parece que a la prensa norteamericana no le bastaron los decibeles de los conciertos hace unos años en el Protestódromo de Rick Wakeman, Audioslave y Sepultura para descubrir la existencia de los rockeros cubanos. Fue preciso que viniera a La Habana a tocar en el Maxim Rock, un cuchitril para freakies y metaleros, donde solo los pudieron ver 500 personas, apiñadas como sardinas en lata, y unos pocos cientos más en La Tropical,  una banda  de nombre bastante patético --The Dead Daisies (Las Margaritas Muertas)-, conformada por siete  músicos que alguna vez, en los años 80, tocaron en grupos famosos (The Rolling Stones, Guns and Roses, Thin Lizzy, INXS, Motley Crue, Ozzy Osbourne).

Dos de esos músicos, el bajista Daryl Jones y el cantante Bernard Fowler, que fueron presentados por la prensa  como integrantes de The Rolling Stones a pesar de no ser tales sino colaboradores, insinuaron la posibilidad de que los mismísimos Stones toquen pronto en Cuba.

Tras un ensayo de la banda en la Fábrica de Arte Cubano, a la pregunta del periodista Charlie Morales, de Prensa Latina, de si podían los cubanos soñar con un concierto de The Rolling Stones en La Habana, Bernard Fowler respondió: “Pueden soñar con ello, les puedo asegurar que los sueños se hacen realidad”. Y el periodista intuyó que Fowler y Jones harán lo posible por convencer a Jagger y compañía.

Si con The Dead Daisies ha habido tanto alboroto mediático,  ¿se imaginan cómo sería con un concierto de Mick Jagger y su tropa  en la Plaza de la Revolución? Porque no es posible  otro escenario para ellos, y máxime con el crédito que le van a dar, con sus sola presencia, al castrismo tardío en su readecuación internacional.

No  puedo creer que a los Stones los vayan a poner a tocar, con Baby Lores y la Charanga Habanera como teloneros,  en La Tropical, el Maxim Rock, la Casa de Cultura de Plaza, La Piragua o en La Plaza Roja de La Víbora como teloneros ellos de uno de los conciertos de Silvio Rodríguez por los barrios habaneros, y que a las doce de la noche la policía les ordene terminar el concierto, como le hicieron hace poco nada menos que a Los Van Van.

Si yo fuera Jagger o Richards, por si las moscas, no me decidiría por el viajecito a Cuba, porque con los mandarines verde olivo, tan reacios desde siempre al rock and roll  nunca se sabe…Y que conste que lo digo porque desgraciadamente conozco bien las mañas de esta gentuza, y no solamente porque me niego rotundamente a que me roben, para sus propósitos politiqueros y propagandísticos, a mi banda preferida de todos los tiempos.
¿Acaso no tuvieron la cara dura, luego de haber prohibido a The Beatles, de sentar a John Lennon en un parque del Vedado, cual si fuera un cederista de guardia para que no se roben las papas?

Capaz que ahora les dé a Abel Prieto y Miguel Barnet por subirse a la tarima a dar brinquitos  y hacerle el coro a Mick Jagger en los uuuh uuh de Simpathy for the Devil.
luicino2012@gmail.com   
Publicado en Cubanet

Sería un grave error sustituir a Berta Soler, Luis Cino

 

Parece que con el revocatorio se zanjará de una vez  la lamentable crisis que se produjo en las últimas semanas dentro de las Damas de Blanco.  Sería lo más conveniente, no solo para  ese movimiento de valientes mujeres, sino para toda  la causa pro-democracia, que Berta Soler gane en el ...

De la sociedad civil y otras batallas, Luis Cino

 

Muy divertido, leí hace unos días en La Joven Cuba -un blog que pretende presentarse como practicante del oficialismo por cuenta propia- el relato que hace Harold Cárdenas  de su encuentro con “el enemigo”. El enemigo a que se refería eran los congresistas norteamericanos que visitaron La Habana y con ...

Poniéndome al día, Luis Cino

Últimamente, mis hijos, cansados de mi incorregible y enfermiza nostalgia por la música de los años 60, 70 y  80, se han propuesto ponerme al día con los intérpretes de hoy. Para ello, me han llenado la memoria-flash  de la música de ahora mismo  que ellos consideraron de forma ...

Si no puedes robarte un caballo, atrévete a mirar la rienda, Luis Cino

 

Cada cierto tiempo, me veo impelido, si no a releer, a hojear minuciosamente las páginas de los dos libros de Joseph Conrad que prefiero: Lord Jim y The heart of darkness (El corazón de las tinieblas). Por el modo en que son contadas, no me aburren las dos historias que ...

Hablar claro no es ser un comecandela, Luis Cino

 

Desde Suiza, en su blog, mi amiga  la veterana periodista Tania Quintero muestra su perplejidad porque mi nombre aparezca, junto al de otros colegas de la prensa independiente, en lo que llama el núcleo duro de los opuestos al proceso de normalización de las relaciones entre los Estados Unidos y ...

La fuerza que nos anima, Luis Cino

Hace poco, un fraterno colega de Martí Noticias me preguntaba, en un cuestionario que envió a mi correo, qué fuerza nos sostenía, cómo nos las arreglamos los periodistas independientes, acosados por la policía política, mal retribuidos, ninguneados, rodeados de chivatos, provocadores y paranoicos, para no darnos por  vencidos y ...

¿Opositores o sociedad civil?, Luis Cino

 

De la ola de ingenuidades, desconciertos, expectativas desmesuradas, payasadas y novelerías que ha generado el anuncio del restablecimiento de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, una de las cosas que más llama la atención es la aparente reluctancia de muchos de los que hasta hoy se definían como ...

Es hora de ser claros, Luis Cino

 

Desconciertan, por su ambigüedad y excesivo  comedimiento, la declaración y los cuatro puntos de Espacio Abierto de la Sociedad Civil Cubana, de cuya existencia conocimos - los que lo conocimos, quiero decir, porque muchos  todavía ignoran el potaje-  no gracias a una invitación a participar, sino -¡portento de estos tiempos ...

Cuando los músicos hablan de política, Luis Cino

 

Dio en el clavo Descemer Bueno cuando afirmó recientemente que los músicos no deben hablar de política. A lo que agrego yo: Especialmente si lo que van a hablar es mierda. Y peor aun si luego van a pedir perdón por lo que dijeron, y a intentar rectificar digo por ...

Page : 1 / 16 1 2 3 4 5 6 7 Último ›

Archivo