Skip to Content

¿Perfeccionar el Poder Popular?, Luis Cino

A un vecino, ex-militar y ex-militante del PCC, le ha dado últimamente por disertar acerca de “la necesidad de perfeccionar el funcionamiento y la estructura del Poder Popular”. Como no son muchos en el barrio los que tienen estómago para escuchar su descarga, suele recalar en mi portal. A pesar de todo y el miedo que tienen de que los vean hablando conmigo, tengo fama entre los vecinos de ser un tipo tolerante y comprensivo, algo que no abunda mucho por acá, ni siquiera cuando se habla de pelota, esa otra discordia nacional.

Hace unos días, el vecino ex-militar me comentaba, con dolor y desencanto, sobre las deslucidas votaciones –de ningún modo elecciones- de las que salieron a duras penas las 168 nuevas asambleas municipales del Poder Popular que quedaron instaladas en la más absoluta unanimidad  el domingo 25 de noviembre.

Cuando vine a darme de cuenta, el tipo  discurseaba acerca de la necesidad de “democratizar el socialismo, hacerlo más participativo y  salvar a la revolución”. Casi me pareció escuchar el tema de “Misión imposible”: tururí tururá pampam pampam…

Mi vecino no es al primero que escucho esa monserga. Ya no es solo buscarle apellidos a la democracia, que eso se hace desde los tiempos del ágora ateniense. Se trata de reinventarla en uno de los peores sitios posibles, uno donde no  hay ninguna desde hace más de medio siglo, y ya de paso, reinventar el socialismo, como proponen desde hace años el sociólogo Aurelio Alonso y otros ilustres inventores del agua tibia.

¿Se puede inventar lo que ya está inventado?  En cuanto a términos políticos, todo se inventó  en los dos siglos y pico que median entre el Iluminismo y la caída del Muro de Berlín (sin que se llegara al fin de la historia que decía Fukuyama). Todo. Lo regular, lo malo y lo peor. La democracia real que dicen, sigue sin aparecer. Y su hallazgo o invención  parece cada vez más improbable por mucho indignado que clame por ella.

En realidad, en Cuba nunca la democracia gozó de buena salud. Fue nuestro fracaso histórico. “La frustración nacional en lo esencial político”, que decía Lezama Lima, trajo estos lodos de revolución que se va a pique y que no la salva ni el médico chino con sus recetas de mercado y sus gatos multicolores.

Eso le comentaba al  vecino cuando me interrumpió para advertirme que el pluripartidismo no resolverá  los problemas que el sistema de partido único no ha resuelto. Y luego soltó una larga tirada acerca del error de importar modelos ajenos a nuestra cultura como el socialismo real o el socialismo de mercado chino, que tampoco le convence ni un poquito, con tanto corrupto como sigue generando y eso que los narras rojos los fusilan…

Estaba a punto de preguntarle si le parecía bien, para no importar fórmulas foráneas,  volver al  comunismo primitivo de los taínos, cuando aseguró con voz de iluminado: “Lo que necesitamos es que el  Poder Popular lo sea de verdad”.

Según creí entender, propone partir de las actuales premisas para hacer algunos cambios a las estructuras vigentes y democratizarlas  poniéndolas bajo el control popular. Entonces,  sobraría el Partido Comunista o cualquier otro partido.

Me explicó que unas elecciones a la Asamblea Nacional como las actuales serían perfectas sin que el Partido, que dice que no postula ni elije, tampoco tenga comisiones de candidatura ni representantes que controlen a cada comité de base de las organizaciones de masas. Nada. No estructuras políticas. Ningún poder al Partido o  los partidos. Todo el poder para el pueblo.  “Power to the people”, diría Lennon. Oh, yeah. Bien concentrado, ay Onán, y sin dejar de mover la mano y el cubilete, para que se venga pronto…la democracia socialista.

Pudiéramos crear la Jamahirya Socialista, le dije. Por lo de la jama. Para que no falte, podemos evacuar las ciudades y encaminarnos a las comunas agrícolas a sembrar boniato. O moringa.

Dicen que antes de 1959, votaban hasta los muertos. Ahora votan los bobos, los decrépitos, los moribundos y los que tienen miedo. Si reinventan y socializan la democracia, tal vez no vote nadie. ¿Para qué? Las ideas y corrientes de opinión de los electores estarán en Internet. Digo, si es que para entonces Internet es permitida para todos.

El tipo me miró con disgusto. Pero no mucho. Ya está acostumbrado a mis boutades, como dice él, que hasta suele usar palabras rebuscadas cuando discute con sus “adversarios ideológicos”. En definitiva, sabe que no soy tan acérrimo adversario como los que “por  hablar mierda” lo botaron del Partido,  “la fuerza dirigente y superior de la sociedad y el Estado”.

Solo se me ocurrió aconsejarle que no se desanime. Que espere su turno de hablar en las futuras asambleas de lamentaciones y catarsis. Va y hasta le hacen caso. Nunca es tarde si la dicha y las intenciones son buenas. O regularcitas.
luicino2012@gmail.com

3 de Respuestas para “¿Perfeccionar el Poder Popular?, Luis Cino” Deje un comentario ›

  • Por ahí (por aquí también) hay muchos de esos como tu vecino. En mis tiempos les llamaban "tronados" o mejor "trona'os" Estos tipos después del "truene"se quedan refugiados en teorías de consuelo, o se van del país en la primera o se vuelven alcohólicos que es lo mas frecuente. Los conozco asquerosamente bien. Encerrados en la única información que han recibido en toda su vida y confiando en ella, vienen siendo una rama de aquellos "convencidos" de los que hablabas en tu post anterior. Me recuerdan la película aquella, Hombres de Negro, cuando Tomy Lee Jones abre una taquilla o locker de esas que hay en las estaciones de trenes y dentro hay montón de pequeños seres que lo alaban como rey sin tener la menor idea del mundo exterior. Saludos.

  • Desde cuando el poder popular es poder en Cuba?. Están los mismos mentecatos, los mismo sangrones que día a día se enriquecen con el sudor del pueblo. No puede existir avance si las ideas, sean provenientes del PCC (partido de la cabilla y el cable) o desde distintos puntos de vista políticos, no son evaluadas y llevadas a cabo. Tengo un buen ejemplo, mi suegro que tiene posición en el partido, destiñe 1 cm en su cuerpo (él es negro) cada vez que el demuestro que todo lo que se hace en el partido es una autentica mierda….el problema es que no me callo ni muerto y eso a él le molesta (todos los dirigentes están acostumbrados a que el pueblo les respeto bien por lo dicho (respeto) o por miedo).
    Muy bueno el post…..cuando pase por La Habana le mandaré un correito a ver si nos podemos ver para tomar una bucanero y charlar.
    Saludos.

  • SALUDOS. UN BLOG EXCELENTE

Deje una Respuesta

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>